Diseñan casas a bajo costo por sismo

CIUDAD DE MÉXICO 14-Jan-2018 .-A raíz de los sismos de septiembre pasado, el despacho City Ink trabajó en el desarrollo de diseños de vivienda de bajo costo para zonas del sureste de México, específicamente para Puebla y Oaxaca. El efecto dominó de esta labor fue idear la construcción del Memorial por las víctimas de los sismos de CDMX.
«Es un desarrollo que hicimos dentro del despacho y está basado en los proyectos que Pedro Ramírez Vázquez hiciera para ‘Aula-casa rural’, y nosotros quisimos retomar esta idea que nos parece muy interesante», consideró el arquitecto Francisco Vázquez, socio fundador de la firma.

Además de mantener latente la memoria colectiva, de acuerdo con el egresado de la UNAM, la pretensión de este espacio es explicar el por qué de diversos movimientos tectónicos.
«Queremos mostrar un poco la historia que ha habido de la geología del Valle de México, entender por qué estamos envueltos en tantos fenómenos sismológicos, cómo está compuesto el suelo de la Ciudad de México, el cual está muy marcado por zonas: la del lago, la de transición y la de lomeríos. Eso es algo que, en términos generales, no conoce la población», explicó Vázquez.
«Empezamos a analizar las zonas que han tenido mayor impacto por los sismos a lo largo de los años para saber cuál sería el mejor lugar para ubicar un espacio de este tipo y, además, generar un elemento para reactivar a lo mejor una zona que está un poco abandonada y olvidada», platicó el artífice.
Además de las implicaciones sociales que persigue el desarrollo, técnicamente City Ink busca generar un espacio sustentable y armónico con la zona, por lo que las áreas verdes tendrían protagonismo. Algunas especies que se han considerado son: soleirolia soleirolii, mejor conocida como lágrima de niño, jacaranda, lilia, cola de zorro, fresno, bugambilia y hiedra.
«Lo que estamos haciendo dentro de la selección de la vegetación es buscar, desde el punto de vista de la sostenibilidad, vegetación de bajo mantenimiento. Además, lo que estábamos buscando es partir una retícula para generar la organización de los espacios, y lo que tratamos es desarrollar un proyecto que se mimetice con el espacio, no generar un gran edificio que se vuelva una mole dentro de la zona», comentó el creativo.
Desniveles y dobles alturas tomarían protagonismo en la geometría del lugar en donde la madera, el concreto y acero serían pilar.
«En el tema de materiales, estamos tratando de analizar qué es lo más práctico para generar un espacio ideal porque, a final de cuentas, tiene que respetarse mucho la naturaleza que tiene el derrumbe, porque el derrumbe siempre tiene material crudo, agresivo. Por eso, la idea es tener algo visible, que no se oculte el material porque está este lenguaje de edificio colapsado», consideró Francisco.

Portal de Internet
Fecha
14/enero/2018
Página
www.nvinoticias.com

 

Categories: Noticias